El Desig de Ser Mare

Guia de Reproducció Assistida

contacte facebook feed català

La reproducción asistida para ellos

Si se trata del caso de una pareja heterosexual, es muy probable que el especialista en reproducción asistida prescriba para él una visita al andrólogo, médico especializado en anatomía, fisiología y patología del aparato reproductor masculino. En las mismas clínicas privadas y en las unidades especializadas en reproducción asistida de los hospitales públicos cuentan con estos especialistas, de modo que no tendrás que ir a buscarlo.

Entre las pruebas más básicas que éste puede realizar se encuentra una exploración del pene y de los testículos buscando posibles malformaciones, así como la exploración de los conductos que llevan los espermatozoides desde los testículos a la zona prostática para comprobar que nada dificulta ese tránsito, algo que a los hombres suele incomodar pero que es bastante rápido e indoloro.

También es muy frecuente la prescripción de un seminograma o espermiograma. El seminograma es la prueba más importante para evaluar la fertilidad masculina y consiste en el estudio de una muestra de semen macroscópica y microscópicamente. 

Con esta prueba se conoce si existe ausencia de esperma tozoides en el eyaculado o azoospermia, poca cantidad (menos de 20 millones/ml) o oligozoospermia, poca movilidad (menos del 50% de los espermatozoides móviles) o astenozoospermia; pocos espermatozoides con formas normales (menos del 14% de los estudiados) o teratozoospermia y anomalías del número, la movilidad y la morfología de los espermatozoides u oligoastenoteratozoospermia. En esta prueba también se constata la presencia de leucocitos, que indicarían una infección que podría ser causa de la esterilidad.

La calidad del semen es de suma importancia para conseguir un embarazo. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), un espermatozoide ideal debe tener una cabeza ovalada, la cola recta, el núcleo fijo y ser de color transparente. Además, los valores que se consideran normales en un seminograma son una concentración de espermatozoides mayor de 20 millones/ ml, un porcentaje de espermatozoides móviles progresivos (los no progresivos son los que no se mueven y, por lo tanto, no sirven) igual o mayor del 50% y un porcentaje de formas normales que varía, según el método de valoración, entre un 14 y un 30%.

Una alimentación sana y equilibrada y unos hábitos de vida saludables también contribuyen a una mejor calidad espermática y a un bienestar general que sin duda ayudará a mejorar las condiciones para conseguir un embarazo.

En los tratamientos de reproducción asistida es necesario obtener una muestra de semen si el especialista indica que la técnica más adecuada es la inseminación artificial o la fecundación in vitro.

Hay diferentes formas de obtener el semen. La más sencilla y común es mediante la masturbación. La extracción se puede efectuar en casa o en la misma clínica, siguiendo las indicaciones de los especialistas. Si no es para congelar o para donación anónima, se ha de realizar el mismo día en que se va a efectuar la inseminación o la extracción de los óvulos y tras unos cinco días de abstinencia, para obtener espermatozoides de mejor calidad. La muestra se ha de depositar en un recipiente estéril que puede ser de los convencionales que se adquieren en la farmacia y no han de transcurrir más de 30-45 minutos desde la obtención a la entrega en el laboratorio.

Para saber más...