El Desig de Ser Mare

Guia de Reproducció Assistida

contacte facebook feed català

Dudas y leyendas

En torno a los tratamientos de reproducción asistida y la infertilidad existen muchas leyendas de origen diverso que en su mayor parte prometen ser un recurso más para contribuir a alcanzar el embarazo deseado. Son fórmulas en su mayoría al alcance de cualquier paciente y su principal virtud, en ocasiones, es la de ayudar a creer que se tiene un cierto control sobre el proceso. Ello permite estar en una posición de sujeto activo y puede ayudar a encontrarse mejor.

Por otra parte, seguir recomendaciones ajenas que no han sido consultadas con ningún especialista puede conllevar sus riesgos (…)

Algunas de las leyendas a las que da respuesta el libro “El deseo de ser madre”:

  • Los tratamientos producen cambios en el aspecto físico de la mujer 
  • Los tratamientos hormonales provocan cáncer en las mujeres a largo plazo.
  • La reserva de óvulos se agota con la repetición de los tratamientos.
  • Tras la transferencia embrionaria es mejor no moverse para evitar que los embriones caigan.
  • Hay que hacer reposo tras la transferencia embrionaria.
  • Con la reproducción asistida es fácil tener trillizos o cuatrillizos.
  • La obesidad es una causa de esterilidad.
  • Haber sufrido un aborto reduce las posibilidades de conseguir un embarazo.
  • Con la edad sólo las mujeres disminuyen su potencial de fertilidad.
  • Las mujeres necesitan las dos trompas de Falopio para quedarse embarazadas.
  • Una vida sexual muy activa y la masturbación pueden ser causa de infertilidad.
  • Las relaciones sexuales durante el tratamiento de reproducción asistida están recomendadas.
  • El tabaco y el alcohol reducen la fertilidad.
  • La vasectomía es irreversible.
  • Se puede conseguir un embarazo tras una ligadura de trompas.
  • Un hombre debe esperar al menos 24 horas entre relaciones sexuales para tener espermatozoides.
  • Hay un mayor porcentaje de abortos en un embarazo de reproducción asistida.
  • El estrés es una causa de infertilidad de modo que tomarse un descanso ayuda a conseguir el embarazo.
  • Si no tengo pareja masculina, puedo pedirle a un amigo que me ceda su semen.
  • No se puede elegir el sexo del bebé.

Para saber más...