El Desig de Ser Mare

Guia de Reproducció Assistida

contacte facebook feed català

Riesgo de aborto y embarazo múltiple

Lo primero que has de pensar es que la gran mayoría de los embarazos acaban con un nacimiento feliz, de modo que no es ni sensato ni saludable angustiarse por la posibilidad de un aborto. No obstante, es una posibilidad y por ello hay que ser conscientes de que aunque sea remotamente puede suceder, especialmente en mujeres mayores de 40 años, y es conveniente que esta información nos sirva para cuidarse más y conseguir un embarazo lo más saludable posible.

Del total de gestaciones conseguidas tras una inseminación artificial, de los que se conoce su desarrollo, la SEF indica que un 77,7% acabó en parto; un 20,4% en aborto y un 1,9% fue embarazo ectópico.

No es cierto que haya más riesgo de aborto o de problemas en el embarazo de reproducción asistida que en embarazos espontáneos. Lo que ocurre es que a la reproducción asistida acuden mujeres bien con problemas de salud, problemas de obesidad y problemas de fertilidad por haber superado los 40 años, circunstancias todas ellas que pueden conllevar un mayor riesgo de aborto, por sí mismas, no por intervenir tratamientos de reproducción asistida. 

La tasa de abortos, según los datos de la SEF, siempre es mayor en las mujeres que superan los 40 años, como en los embarazos sin intervención médica. Un 46,9% de gestaciones acabaron en aborto en las mujeres mayores de 40 años sometidas a IA frente a un 17,9% en mujeres de menos de 40 años.

Las anomalías cromosómicas son el origen de más de la mitad de los abortos que tienen lugar en el primer trimestre de gestación y en muy pocos casos se debe a que los progenitores son portadores de estas anomalías. Esto se puede salvar con el uso de las técnicas de Diagnóstico Genético Preimplantacional –DGP y Fecundación In Vitro. 

Por otra parte el riesgo de una gestación múltiple se ha reducido considerablemente en los últimos años. En la actualidad, el 76% de las gestaciones de FIV/ICSI son únicas y el resto, un 24%, son múltiples. En conjunto, en España, según el registro de la SEF de 2010, en 2008 se obtuvieron 39 gestaciones por cada 100 transferencias, 29 de feto único y 10 múltiples.

La probabilidad de un embarazo múltiple en inseminaciones artificiales, según los datos de la Sociedad Española de Fertilidad para 2008, parece ser algo mayor en mujeres de más de 40 años (un 14,3%) que en las más jóvenes (un 12,7%). Aunque el riesgo existe, el proceso se lleva a cabo de modo que la probabilidad se reduzca al mínimo.

Si el embarazo múltiple no es deseado y puede poner en peligro la salud de la madre o el buen desenlace del embarazo, puede recurrirse a la reducción embrionaria. Hay clínicas privadas y también públicas que la realizan.

Se está trabajando para conseguir elevar la tasa de embarazos conseguidos con la reproducción asistida transfiriendo únicamente un embrión, para evitar el riesgo de embarazo múltiple. Pero de momento lo más habitual es transferir dos porque entre uno y dos es más efectivo que sean dos, se obtienen mejores resultados. Pasar de transferir dos a tres no incrementa demasiado la tasa de éxito y sí aumenta considerablemente el riesgo de embarazo múltiple. El máximo, establecido por ley, es de tres.

Hay que tener en cuenta que puede darse lo que se llama una gemelación espontánea, que consiste en que uno de los embriones se divide en dos y da lugar a un nuevo embrión. En este caso, aunque se hayan transferido dos, se tendrá un embarazo de tres. E incluso si se ha transferido sólo uno, se puede tener un embarazo de dos, que serían gemelos. Pero estos casos son extraordinariamente raros. 

Según el registro de la SEF, en 2008 en España, la tasa total de gestaciones múltiples en inseminación artificial es de alrededor de un 12%. La tasa de gemelares es de alrededor de un 10% y la de trillizos es de menos de un 2%. En fecundación in vitro, más de un 20% de las gestaciones son múltiples.

En la primera ecografía se puede saber si la gestación es múltiple. Aunque eso no descarta que en siguientes ecografías se detecten nuevos latidos y por tanto la presencia de más fetos de los detectados en la primera eco.

Para saber más...